23 agosto 2005

A la cárcel por robar una carta

Un Mosso d'Esquadra fuera de servicio, pilla a un chico en Lleida cogiendo una carta de un buzón que no era el suyo y el fiscal pide dos años de prisión.

El chico no tuvo ni tiempo de abrir la carta cuando el 'Mosso' le detuvo, por lo que no pudo ni ver que es lo que contenía dentro.

La fiscalia argumenta su decisión por un 'delito de revelación de secreto' mientras que la defensa del joven solicita la absolución. Este Lunes debía tener la vista oral en el penal número 3 de Lleida pero se suspendió.

El Código Penal castiga con penas de uno a cuatro años de prisión y multa de 12 a 14 meses a quien, para descobrir los secretos o vulnerar la intimidad de otro, sin su consentimiento, se apodere de sus papeles, cartas, correos electrónicos o cualquier documento o efecto.

Hace años oí el caso de un chico al que metían en prisión por robar unos pantalones. Claro que el chico llevaba robando bastante tiempo, y no era la pieza en cuestión la causa, sinó el delito en si. Una más y a la cárcel.

En el caso del chico de Lleida, no se saben los antecedentes del encausado, pero sería muy dramático meter a un joven entre rejas por algo así, con lo que conlleva encerrar a alquien en una prisión. Creo que el susto y una condena leve a hacer actos solciale, por ejemplo, valdrían para que se acordara toda su vida de meter la mano en buzón ajeno.